Categorias | Liturgia

Aquí renacen por la resurrección de Jesucristo a una esperanza viva

Publicado el 07 agosto 2014

IMG-20140808-WA0006-1EL NUEVO BAPTISTERIO SERÁ BENDECIDO EN LA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN

.

Con el fin de realzar la acción sagrada, tan fundamental en la vida de los cristianos, como es el Sacramento del Bautismo, nuestra Comunidad Parroquial, desde hace unos años ha venido trabajando en la realización del nuevo Baptisterio.

.

Durante mucho tiempo hemos visto como muchos fieles preferían bautizarse en otras parroquias con la nimia excusa de sus devociones familiares. Como sacerdote siempre sentía la tristeza por tal decisión de nuestros feligreses y sentía en mi interior que había que llevar a cabo una verdadera catequesis acerca del Bautismo, del sentimiento de incorporación a la Iglesia y de pertenencia a la Parroquia. No es normal que una parroquia tan grande como la nuestra tenga tan pocos bautizos al año. A la vez entendía, de algún modo, a estos fieles, por la falta de estética del baptisterio antiguo. Con el visto bueno de muchos fieles y de los Consejos Parroquiales de Pastoral y Economía desde hace un año nos propusimos la misión de realizar el nuevo baptisterio, animados siempre por lo que la Iglesia enseña acerca del lugar sagrado y con el asesoramiento de expertos en liturgia y teología, con la generosidad de la Comunidad y el trabajo de muchos fieles, hoy vemos concluida esta obra de la que nos sentimos muy satisfechos y orgullosos, para gloria de Dios y bien de las almas de nuestros fieles.

.

¿Cuáles han sido las ideas que nos han movido?

.

En primer lugar la recuperación del sentido de lugar sagrado propio del baptisterio. El Baptisterio históricamente  ha sido uno de los lugares donde más desarrolló el simbolismo teológico-litúrgico. El baptisterio con todo su simbolismo evoca el río de la vida que brota del Resucitado y que nos hace entrar en su Pascua. Es el lugar del  nuevo nacimiento donde los bañados entran y forman parte del cuerpo místico de Cristo.

.

En los inicios de la iglesia no existía como tal y el lugar del bautismo eran los ríos o piscinas donde hubiese agua viva. Con la construcción de los primeros  templos se empezó a localizar una piscina bautismal en un lugar diferente de donde se celebraba la eucaristía.

.

En la Alta Edad Media y durante muchos siglos el Baptisterio era un espacio sacramental verdaderamente reconocible y en muchos casos fuera del templo. Este esplendor decayó por factores históricos, culturales y religiosos, llegándose a entender la sola existencia de la Pila Bautismal. La decadencia total y el minimalismo vino en las últimas décadas en muchos lugares donde ya con una simple palangana parecía suficiente. Hoy es necesario retomar la riqueza catequética y simbólica de los baptisterios con una renovada sensibilidad pastoral y litúrgica.

.

En segundo lugar, lo que la misma Iglesia nos enseña en sus documentos. Cito algunos números del Ritual del Bautismo de Niños:

.

Nº 19. “La fuente bautismal…debe distinguirse por su limpieza y estética.”

Nº 25. “El baptisterio debe estar reservado al sacramento del Bautismo y ser verdaderamente digno… debe estar ordenado de tal manera que se permita la cómoda participación de una asamblea numerosa…”

Nº 49. “Normalmente debe celebrarse en el templo parroquial, que debe tener su fuente bautismal.”

Nº 51. “En las casas particulares no se celebra el Bautismo.”

.

Otros documentos como la Instrucción “Inter. Oecumenici” para la aplicación de la Constitución de la Liturgia, o el Libro de las Bendiciones insisten en las mismas ideas, insistiendo además en que se restituya el uso de fuentes de piedra,  fijas, estéticamente elaboradas… limpias y aptas para la inmersión de los catecúmenos. Se sugiere a veces incluso la idea de que brote de ella agua corriente –nosotros no hemos llegado a tanto–. También se sugiere que el Cirio Pascual y los santos Óleos estén expuestos a la veneración de los fieles.

.

Estos Documentos presuponen  un espacio celebrativo bautismal, no de un mero mueble funcional que contiene el agua para el Bautismo. Éste debe ser un lugar propio, armónico, unitario y autónomo; un espacio que tiene una entidad en sí mismo, con toda la dignidad que requiere la celebración de este sacramento. Al ser un espacio diferente no hay que temer el dinamismo celebrativo, no hay que guiarse por un criterio de estaticidad. También se habla de iluminar este espacio con abundante luz natural y artificial, como así también la presencia de flores y plantas naturales, la decoración de la fuente, etc. Contribuyen a crear un ambiente de alegría y vida. Así este espacio adquiere un valor mistagógico.

.

 La belleza de este espacio, reside en la armonía de sus elementos, en su limpieza, en la nobleza de sus materiales y en la sobriedad de sus formas, como lo piden los documentos magisteriales.

.

A la luz de lo anterior hemos realizado nuestro nuevo Baptisterio para la Parroquia de la Asunción, que pasamos a describir.

.

El espacio del baptisterio

.

Siguiendo la antiquísima tradición de situar el baptisterio a la puerta del templo nosotros lo hemos situado al fondo de la iglesia parroquial, al lado de una de las puertas de acceso a la misma. El bautismo es la puerta de la fe y la fuente de la vida cristiana, de nuestra relación de hijos con Dios y con los hermanos, así como el punto de partida de un camino de conversión que dura toda la vida decía  el papa Francisco en una reciente catequesis sobre este sacramento. En la liturgia, el neófito, después de ser bautizado “en la puerta” es introducido a la iglesia donde participará en el resto de los sacramentos.

 .

La Vidriera del Resucitado

.

Para fondo del Baptisterio, desde el principio teníamos la clara intención de representar a Jesucristo Resucitado, siguiendo así mismo una antiquísima tradición artística y litúrgica. El Bautismo es el sacramento que nos une a la Muerte y Resurrección de Cristo. Por el mismo somos regenerados  e incorporados  a la vida nueva de Cristo Resucitado: “Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para que, así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida nueva. Porque, si nuestra existencia está unida a él en una muerte como la suya, lo estará también en una resurrección como la suya”  (Rom 6,4-5). En los antiguos baptisterios se representaban los símbolos de la resurrección. En el Baptisterio se sitúa el Cirio Pascual fuera del tiempo de Pascua. Y la gran noche del bautismo es la Solemne Vigilia Pascual de la Resurrección del Señor, en la que siempre se realiza una liturgia bautismal, incluso aunque no haya bautismos propiamente dichos. Bautismo y Resurrección –de Cristo, y de los cristianos– están íntimamente unidos. Como dice el papa Francisco: “Este sacramento constituye una verdadera inmersión en la muerte de Cristo para resurgir con él a una nueva vida. Es un baño de regeneración por el agua y el Espíritu y que nos ilumina con la gracia de Cristo, para que seamos también luz para los demás. 

.

También elegimos una vidriera por la belleza y la luz que transmite. Como decíamos antes el baptisterio requiere luz natural y artificial. Es un lugar de luz y de vida.

.

La figura del Resucitado ha sido diseñada por el artista local D. Joaquín Marchal, siguiendo las instrucciones de nuestro párroco D. Facundo López, y magistralmente realizada por Vidrieras Relaño Peña de Noblejas (Toledo). Es un Cristo glorioso, bello, atrayente, envuelto en la sábana blanca y en la gloria de su majestad, coronado como Rey y Señor del Universo. Con una mano señala a la fuente bautismal, con la otra al cielo, como diciéndonos: los que renacen aquí, heredarán mi gloria.

.

Casualmente en nuestro templo parroquial el baptisterio es la puerta de salida de los difuntos después de la misa exequial. Ahí son despedidos nuestros difuntos. El Resucitado siempre pondrá un mensaje de consuelo, y sobre todo de esperanza y de deseo de vida eterna en los familiares y fieles en general.

.

Esa vidriera también puede ser contemplada desde el exterior del templo. Se ha colocado un sistema de iluminación para que el Resucitado sea contemplado especialmente por las noches y que los viandantes puedan orar ante él en la calle. Para su protección se ha colocado una magnífica reja en forja, realizada por los hermanos Chaichío de Martos, siempre tan generosos y condescendientes con nuestra Parroquia.

.

La Fuente Bautismal

.

La nueva fuente bautismal ha sido realizada en mármol negro, con diseño exclusivo, por Mármoles Martín de Alcaudete, en estilo neo-barroco. Queríamos una pila con fondo que posibilitase el bautismo por inmersión. Su ornamentación consiste en gajos granetados y pulimentados alternativamente en la copa, que le dan cuerpo y estilo muy personal. Aparece la lectura: “+ Aquí renacen por la resurrección de Jesucristo a una esperanza viva”, inspirada en 1 Pedro 1,3. Hemos querido unir las ideas de bautismo-renacer-resurrección-esperanza-vida. Eso es propiamente el sacramento del Bautismo.

.

Tenemos, pues, uno de los baptisterios más bellos de la Diócesis, con un profundo sentido artístico, litúrgico y catequético. Queremos que sea el orgullo de todos los feligreses de la Asunción de Martos, y que sea verdaderamente la puerta de entrada en la Iglesia Católica y en la comunidad parroquial y la última estación de nuestra existencia terrena camino del cielo que Cristo Resucitado nos señala y regala.

.

Facundo López Sanjuán,
párroco saliente de la Asunción de Martos

.

Vídeo de la Catequesis del Papa Francisco sobre el Bautismo