Categorias | Liturgia, Misas

1 de enero: Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Publicado el 30 diciembre 2011

El primero de enero, Octava de la Navidad, la Iglesia comienza el año celebrando la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, siempre Virgen. Ponemos nuestros ojos y felicitamos a la Madre que nos ha dado a su Hijo bendito en Belén. Así mismo celebramos la Jornada Mundial de oración por la Paz. En nuestra Parroquia de la Asunción tendremos la fiesta principal en la Misa de12:30 h. El grupo de ornato, encabezado por Manolo Camacho ha adornado el Altar de la Madre de Dios para la fiesta. Invitamos a todos los feligreses y amigo a unirse a la celebración de este día de año nuevo.

.

.

.

ORACIÓN ANTE SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

Santa María, Madre de Dios,
y Madre de la Iglesia,
que acoges en tu regazo a Nuestro Señor Jesucristo
y nos lo presentas
para que seamos fieles discípulos suyos,
a ti acudo, Madre,
confiado en tu dulce ayuda maternal.

.

Mira en el fondo de mi corazón
y escucha mi plegaria en las necesidades.
Tú, como buena Madre,
acógeme bajo tu manto,
hazme contemplar el rostro amable de Jesús,
y seguir la llamada de su Evangelio.

.

Intercede, Madre, por mí,
por mis seres queridos,
y por todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

.

Alcanza de tu Hijo para nosotros el don del Espíritu Santo,
para que vengamos a gozar de la Verdad y del Bien,
de la Belleza y de la Caridad.

.

Mira, Madre, a todas las personas que sufren por cualquier motivo,
a los enfermos y cansados,
a los que viven en el vacío del sinsentido
y a los que buscan una esperanza en sus vidas.

.

Fortalece e ilumina, Madre, a los que trabajan por la paz y la justicia,
y a los que trabajan en la viña del Señor que es la Iglesia,
al Papa Benedicto y a nuestro obispo Ramón,
a todos los sacerdotes y fieles que aman el nombre de Jesús.

.

Muestra también, con tu mano maternal,
el camino a los que se pierden
y a los que viven en las tinieblas de la tristeza,
para que volvamos todos a Jesucristo
y alcancemos, por su gracia, la meta de nuestra salvación. AMÉN.



Web creada por