Categorias | Evangelización

El párroco felicita la Navidad

Publicado el 24 diciembre 2013

IMG-20131219-WA0002Queridos hermanos y amigos todos:

.

En la fiesta de la Navidad del Señor y el paso a un año nuevo, el pueblo cristiano se reúne en la fe y la esperanza para adorar al Niño Dios y llenarnos de sus dones contemplando el Misterio de Amor de un Dios grande que se hace pequeño, cercano, sencillo y pobre. Contemplar ese Niño nos hace entender quién es Dios y quienes somos nosotros realmente, abriéndonos al camino de la autenticidad.

.

Esta Navidad de 2013 se desarrolla aun en medio del túnel de la crisis económica, social y moral que sufre nuestro mundo. Son muchos años ya de sufrimiento y aprieto de muchas familias y personas y no podemos permanecer impasibles ante ello. Como cristianos, siguiendo las enseñanzas del Maestro, somos sal de la tierra y luz del mundo y debemos sembrar esa semilla de esperanza que la fe despierta en nuestras almas. Como cristianos no podemos caer en el desanimo, tal como continuamente nos recuerda el papa Francisco.

.

Pero ¿qué esperanza podemos aportar los cristianos en los momentos presentes? Esta pregunta me la hago muchas veces como sacerdote y tengo que confesaros que no siempre encuentro una respuesta práctica e inmediata. La Iglesia no tiene remedios para todos los problemas que continuamente se nos presentan, aunque en la medida de nuestras posibilidades si intentamos paliar desde el Amor las necesidades de todos. Ahí están nuestros voluntarios de Cáritas, nuestros catequistas, nuestros visitadores de enfermos, nuestras cofradías y tantas y tantas personas buenas que desde la fe trabajan a favor de los demás movidos por un Amor más alto.

.

Pero con eso solamente no nos podemos conformar: debemos caer en la cuenta que la riqueza más alta que podemos dar los cristianos a nuestro mundo presente es “la alegría del Evangelio” en expresión del papa Francisco. Alegría y Evangelio que colman nuestras vidas. Ese Evangelio o buena noticia nos asegura que no estamos solos, que somos amados, que debemos responder con el amor. Ese Evangelio da sentido a la vida, porque nos trae la gracia de Dios y nos abre un camino de cambio iluminado por la verdad y la vida, la santidad y la gracia, la justicia, el amor y la paz. Cristo, el Hijo de Dios hecho hombre, naciendo en Belén, nos hace presente a Dios en este mundo y nos dice: “…así os envío yo”.

.

A todos vosotros, a vuestros familiares y amigos, en vuestra casa y trabajo: ¡FELIZ Y SANTA NAVIDAD!

.

Vuestro párroco, Facundo López Sanjuán

.

IMG-20131219-WA0004